Salsa Vizcaína

Salsa Vizcaína
Salsa Vizcaína

Receta Salsa Vizcaína bien explicada para que prepares fácilmente esta deliciosa salsa que acompaña al Bacalao a la Vizcaína y otras sabrosas recetas vascas.

INGREDIENTES receta Salsa Vizcaína

– 100 g de tocino de jamón

– 100 g de jamón curado

– 5 pimientos choriceros

– 100 g de manteca de cerdo

– Cebolla blanca

– Salsa de tomate

– Pimienta de cayena

– Pimienta blanca

– Mantequilla

– 1 galleta María

– Aceite

– Ajo

– Perejil

– Sal

PREPARACIÓN receta Salsa Vizcaína

– Ponemos aceite en una cazuela de barro y añadimos la manteca de cerdo, las cebollas muy finamente picadas, el jamón curado, el tocino de jamón (bien picados), la rama de perejil, un diente de ajo y la galleta María.

– Dejar cocer a fuego lento por espacio de tres horas, pero sin dejar de hervir.

– Se debe tener cuidado de que la cebolla no se queme para evitar que la salsa amargue.

(*) – Por otra parte, se ponen los pimientos bien limpios y sin semillas a remojar en agua fría por espacio de media hora.

– Cuando haya pasado este tiempo, lávalos bien y ponlos a fuego lento hasta que comiencen a hervir, cambiándoles de agua que ha de estar fría.

– Se repite esta operación cuatro veces.

(1) – Seguidamente, se depositan los pimientos en un colador chino o de malla muy fina y se escurren apretando para que queden bien.

– Colocamos en el mismo colador el sofrito de cebolla y se hace lo mismo que con los pimientos.

– Se repite esta operación durante cuatro veces, para que la salsa quede mucho más fina.

Salsa Vizcaína - 2

– Agregamos un poco de salsa de tomate, un poquito de mantequilla, pimienta blanca, pimienta de cayena, sal y, en caso de que esté demasiado espesa, se añade caldo y se pone a hervir a fuego lento por espacio de media hora.

– Y ya está lista para acompañar a un buen BACALAO A LA VIZCAÍNA u otros platos que te apetezcan.

TRUCOS Salsa Vizcaína

(*) Nota.- Esta es la receta tradicional, pero si tienes poco tiempo puedes ahorrarte todo el proceso de los pimientos choriceros de dos formas:

– La más fácil es comprarlos pelados en conserva.

– Se encuentran en casi todas las grandes superficies y son de calidad. Así pasamos directamente al punto (1).

– La segunda opción es ponerlos a remojo en agua caliente durante 1 hora más o menos.

– Luego les sacas la pulpa rascando con una cuchara sopera y pasas también al punto (1).

– Con esto se simplifica mucho la preparación de la salsa vizcaína, aunque siempre te pueden decir los más ortodoxos que eso no es lo correcto. Y es cierto. Pero queda muy bien también.

Espero que te haya gustado.


Tal vez te apetezca probar la receta del tradicional BACALAO AL PIL PIL que está muy bien explicada para que te salga perfecto a la primera. Garantizado.

De postre te sugiero esta receta de BIZCOCHO DE MIEL muy sencilla y deliciosa.